¿Cuántas veces?

Cuántas veces nos cruzamos durante el día, nos vemos las caras, sonreímos, nos abrazamos, nos sentimos y agradecemos por tenernos presente. Cuántas veces sin vernos cruzamos nuestras miradas en el pensamiento, en los recuerdos, en los momentos que hemos vivido y guardamos en nuestras mentes como fotografía indeleble, atadas al corazón y a la razón del porqué estamos unidos y el porqué nos abrazamos tanto, sabiendo que seremos correspondidos en ellos.

Cuántas veces retrocedemos el tiempo y nos asomamos en las historias que ya no queremos revivir pero que por alguna razón nos hicieron ser lo que somos, estar donde estamos, atender al amor que ahora atendemos con tanta pasión y amor. Cuántas veces pensamos morir si imaginamos que algún día pudiera uno perder al otro y el otro perder al uno, es un temor extraño. Cuántas veces en cada espacio de paz y bullicio nos acercamos a la tranquilidad de saber que alguien estará allí esperando al otro y en otro espacio de igual forma el otro sabiendo la misma idea.

Cuántas veces te pienso en el día mi amor, cuántas veces te extraño, cuántas veces me espero, cuántas veces me desespero; creo que son muchas las veces, exactamente no sé cuánto. Pero desde aquél día mágico, han sido más frecuentes las ilusiones, las esperanzas, la paz interna, la alegría, la euforia, la emoción, la sensación y un montón de cosas. Desde aquél poco menos de 24 horas, decidimos conocernos, abrirnos, escucharnos, hablarnos, mirarnos y quizás sin tocarnos, también decidimos sentirnos, decidimos amarnos.

Nicté by Félix Urbina on 500px.com

¡Te amo!

02/12/2016

Advertisements

Fauces de cocodrilo

A la mayoría de las personas le pudiera causar repulsión, temor, angustia, emoción o cualquier otro sentimiento de zozobra o curiosidad la siguiente imagen:

Teeth of crocodile by Félix Urbina on 500px.com

Pero lo cierto es que la naturaleza está tan bien planificada y diseñada, que estas fauces solo se consiguen en ciertos lugares en ambientes naturales, y en pocos lugares en ambientes de cautiverio. El hombre ha desarrollado esquemas de protección y supervivencia capaces de evadir y evitar esta especie de animal.

Sin embargo, muchos hombres cazan por deporte, cazan por avaricia, cazan por dominar el territorio. Estas fauces cazan para alimentarse y mantener la especie viva una generación más, son especies que crecen aproximadamente 0,12 centímetros por día y llegan a vivir hasta más de cien años, son animales que habitan los 5 continentes del mundo, son animales prehistóricos que a pesar de su “involucionado” cerebro, mantienen un equilibrio más balanceado que el que pudiera mantener el ser humano, lamentable.

Allí están las fauces poderosas, pero ¿hasta cuándo?

Por si algún día me lees

Yo sé que son muchas las veces que he querido expresarte algo directamente y no he podido, porque tengo el temor de herirte, ofenderte o hacer un revés de todo lo que supuestamente conoces de mí, pero no es tanto lo que conozcas sino todo lo que he construido a tu lado. Dicen que el hombre no cambia, pero estoy muy seguro que quien sí logra cambiar es porque tiene una conciencia plena de sí mismo.

Estoy en la búsqueda constante de una conciencia plena, tal vez no de mí, pero sí de la vida y la razón de ser de las cosas, y durante esa búsqueda he llegado a creer que al final dentro de mí sí existe esa conciencia, que la tenía oculta y que apenas comienza a despertar.

Sand camouflage by Félix Urbina on 500px.com

Lo cierto es que aquí he vagado en pensamientos, he escrito las torpezas que mi mente desarrolla a diario, un constante pensar y pensar, ya lo sabes. Entre tanto enredo no sé si voy mal o voy bien, eso no lo sé, lo que sí deseo es que por si algún día me llegas a leer, quiero que sepas lo mucho que te amo, que por ti que estás trazando con tu vista estas líneas, es que escribo y te comparto un poco de la locura que siente mi ser de vez en cuanto, sentimientos inagotables por el ser humano, la naturaleza, la vida, el arte, entre muchas cosas más.

Cada momento un nudo de garganta que se desenreda aquí y se amarra donde tú estás.

Por encima de todas las cosas

A veces siento como que estuviera caminando en el cielo, flotando y sonriendo sin pensar en el mañana, solo viviendo el ahora, pero cuando recuerdo que cada momento vivido es una resta de mi estancia en esta vida, sobre esta tierra, siento nostalgia porque sé que en algún momento dejaré éste mundo maravilloso en el que un ser superior quiso que estuviera por un breve instante.

Sunset at Los Cocos beach by Félix Urbina on 500px.com

Si miro hacia atrás, ha sido un instante hermoso, aleccionador, lleno de aventuras, fantasías, realidades, comodidades e incomodidades, un instante que me ha enseñado la grandeza del ser humano, entre sus virtudes y sus defectos. Me ha enseñado que todo lo que nos rodea es un sinnúmero de eventos irrepetibles, muy parecidos pero irrepetibles, que de alguna manera guardamos en nuestra mente como un recuerdo que quizás después de esta vida, haremos uso de ellos para algo más grande, más importante.

También creo que debo dejar algo más que hijos, dejar una huella indeleble en los corazones, algo noble, pero pienso que quizás no es dejar algo, sino llevar un aprendizaje, o simplemente construir nuevos caminos para la construcción de nuevos universos, no lo sé, otra vez hoy amanecí un poco esperanzado en que algo más importante por encima de todas las cosas será.

Pintura digital

En la actualidad existen muchas técnicas de la pintura y diferentes artes que se relacionan con la tecnología y las habilidades de quienes realizan una composición de cualquier tema. Leyendo y viendo muchas de las nuevas tendencias en la fotografía, he visto personas que realizan un arte que lo expreso como pintura digital, porque prácticamente dibujan sobre un lienzo digital un cuadro.

Hay quienes desarrollan dicha pintura digital a través de cualquier herramienta de arreglos de fotografías, como el famoso Photoshop, otros tantos como David LaChapelle que dan lo mejor de sí para que en una sola captura fotográfica se realice la obra que quiere expresar, de manera temática.

Recientemente me dediqué a sacar algunos paisajes interesantes, en lo que resultó lo siguiente:

Santiago river by Félix Urbina on 500px.com

Río llamado Grande de Santiago, me llamó la atención el contraste y la pureza del color que veía, configuré la cámara de tal manera que me sacara los colores que realmente estaba visualizando en ese momento. Me costó un poco porque mi cámara es un tanto viejita y ya el sensor no está dando mucho. Ese fue el resultado final de tres a seis disparos que realicé.

Luego, intenté con el cielo:

Red cloud by Félix Urbina on 500px.com

Aquí también me dediqué a configurar la cámara hasta que quedó lo que quise que quedara en colores, de esta toma hice unas 10 fotografías, en diferentes cuadros, este fue el que me agradó más para publicación, pero saqué unos más interesantes que luego me animaré a mostrar.

Escenarios del hombre

La curiosidad mató al gato. Es una de las frases más viejas que conozco, no sé si es popular en todo el mundo, al menos en mi tierra sí lo es.

CAT on the way by Félix Urbina on 500px.com Cherokee by Félix Urbina on 500px.com

Cada vez que uno camina o sale a la calle, siempre se presentan situaciones curiosas, cómicas, serias, en fin, situaciones que nos ponen en estado de crítica, análisis, risas, y así. Siempre que ando en la calle, vivo dentro de un escenario marcado con varios guiones en donde a veces soy el protagonista, otras el espectador, y cuando soy espectador curioso y admirador de la escena, se me dispara la cámara hacia donde me llame la atención.

What?! by Félix Urbina on 500px.com Guajirita by Félix Urbina on 500px.com

Viendo un poco algunas de las fotografías que he ido tomando en la calle, sobre todo las más curiosas escenas, pienso en lo extraño que es el ser humano cuando se dedica a darle una forma particular y única de acuerdo a la personalidad de alguien a un espacio que quizás en principio estuvo como muerto e inerte al movimiento de la tierra y la galaxia.

The root and street by Félix Urbina on 500px.com Shade by Félix Urbina on 500px.com

Solo cuando el hombre interviene, se dan formas y personalidades a las cosas que nos rodea, pero antes, la naturaleza es la única que impone su personalidad, elemento que tomará por sí misma todos esos escenarios que el hombre alguna vez invadió y quiso hacerse de él.