El 100 % de todo

Decir que se conoce el tanto por ciento de algo es incierto en cierto sentido. Por ejemplo, si digo: conozco un 60 % del idioma inglés. Estoy diciendo una falacia. Si no conozco el 100 % del idioma inglés ¿Cómo puedo decir que conozco un 60 % del mismo? Lo aceptable sería decir que domino un tanto por ciento de lo que he estudiado del idioma.

Así muchas veces hacemos comentarios sobre todo en el conocimiento de alguna materia o tema, y lo cierto es que nunca llegamos a conocer el tanto por ciento de algo sin siquiera saber hasta dónde podemos conocerlo. Pienso que lo que sí podemos medir en porcentaje son los avances sobre proyectos finitos, las unidades de medida, ciclos o factores que tienen un inicio y un fin conocidos, previamente estudiados.

Pero no es un tema para preocuparse. El conocimiento no tiene fin, no debemos preocuparnos por el saber el 100 % de todo, porque lo cierto es que nadie sabe cuánto conocimiento hay por descubrir en el mundo y más allá del cielo. Todos los días aprendemos algo, conocemos nuevas maneras de vivir y de vernos a nosotros mismos.

Lo importante es saber asimilar lo que aprendemos, de qué mejor manera lo usamos y compartirlo.

Materias de enseñanza

La religión me enseñó que no existe una religión como doctrina, sino como una forma de vida, eres religioso de lo que practicas y son muy pocos los que profesan y practican. La religión se dice y se esconde a la vez.

La ciudadanía me enseñó que no existe una sociedad como tal, sino múltiples categorías o etiquetas de grupos de personas, clubes o gremios amparados por ciertas características, incluyendo la religión.

La ética me enseñó que son tan ciegos como injustos, se permiten hacer juicios amparados por ciertas leyes que nadie practica, pero si manifiesto un criterio, se tergiversa convirtiéndose en un asunto por el cual puedo ser enjuiciado.

La ciencia me enseñó que existe una partícula llamada: la partícula de Dios. Pero para la ciencia no existe Dios, quizás lo usan como marketing para acomodar la postura de conocedores y auténticos dueños de la verdad de la vida y todo lo que la conforma.

La historia me enseñó que no se escribe con buena caligrafía, sí se tiene mucha ortografía y gramática porque ha de ser bien explícita para lograr alcanzar los objetivos de quienes quieren ganar la guerra, aunque sea en el papel, pero la caligrafía falla, casi no se entiende bien.

La música ¡Ah la música! Me enseñó que no es arte, sino el lenguaje de comunicación entre Dios y el hombre, entre los hombres que hablan diferentes idiomas. La única capaz de conciliar el agua con el fuego, la paz con la guerra y la valentía con el miedo. La música reúne todas esas materias de enseñanza, las premia y las enmienda.

La droga que no se consume pero consume

Hay una droga peligrosa, muy nociva para el bienestar de la persona. Se comenta que unos la buscan a través de otras drogas, otros a través de otras personas. Empieza consumiendo el alma de la persona, luego el estado físico, posteriormente es capaz de contagiar a quienes le rodean y si la adicción no se trata a tiempo, es posible de que se extienda a toda una sociedad, incluyendo un país entero. Se han visto casos.

Sin dar muchas vueltas, la droga se llama: poder.

Desde el primer instante en que una persona la saborea, si es muy tóxica, puede confundir los sentidos de tal manera que la realidad se separa de su visión de vida, de sentimientos, de compasión y empatía hacia los demás.

No he visto cura natural alguna, espero que algún día la educación empiece a trabajar sobre el dilema entre remediar o promulgar el poder entre la sociedad.

De poder sí se puede, pero de querer tener el poder sobre invertir en la cura de un vicio que genera poder en el poder, no creo; además, esta mágica droga produce un efecto secundario que causa alucinación sobre la gente que no la consume pero que roza el poder, y su efecto está en hacer creer que tienen el poder de otorgar poderes al poder.

Bendito aquel que ha sido capaz de superar sus efectos y salir ileso.

Perspectivas de la educación

Hace poco la BBC Mundo, publicó un artículo acerca de Carlos Cruz-Diez con diversas ilustraciones y pensamientos del artistas, cosa que me emocionó mucho, más por el hecho de ser venezolano y tener una trayectoria muy amplia en el concepto de la luz, los colores y el espacio, por cómo él interpreta y maneja el concepto de la educación y los cambios que amerita en este nuevo mundo en el que vivimos.

Soto kinetic art by Félix Urbina on 500px.com

Me pareció interesante que algo que vengo pensando desde hace muchos años, alguien más y con mayor experiencia de vida, también tiene en mente, la educación debe hacer un cambio drástico, la educación actual está vencida y montada sobre un riel de la industrialización de los años 20 quizás, ahora, con toda la avalancha de innovaciones y cambios repentinos y pocos duraderos en el mundo actual, debemos enfocar mucho nuestra educación hacia las nuevas tendencias y con nuevas prácticas.

Así también, la BBC Mundo, ha publicado que Finlandia está cambiado su sistema educativo, no importa si se considera el mejor sistema educativo del mundo, ellos quieren mejorar mucho más y es lo que están haciendo, apoyo mucho esa causa y cambio de la educación, son cosas que han debido pasar hace unos 30 años pero todavía creemos tener la llave del éxito educativo basado en tendencias que ya están obsoletas.

Espero que se proporcione un cambio en el menor tiempo posible.

Algoritmo en la educación

Por muchos años mientras estudié, de niño y adolescente, nunca tuve un verdadero interés en estudiar, sólo estudié de lleno lo que realmente le veía importancia desde mi punto de vista y lo que me llamaba la atención, una parte subconsciente de mi, siempre estuvo en contra del sistema educativo, en la actualidad a muchos les he manifestado dicho sentimiento que tuve de cuando niño y adolescente, supongo que algún profesor muy interesado en mi progreso al igual que mis padres, me vio con ojos de preocupación.

Stones and three ways by Félix Urbina on 500px.com

Recuerdo que hubo una etapa donde me esforzaba yo y detrás de mi me forzaba mi mamá, todo por obtener el beneficio que brinda una buena educación, pero aun así, no todo el tiempo los beneficios son satisfactorios para 45 alumnos en un mismo salón de clases, es como una obra de teatro, a algunos le gustará a otros no. Siempre tuve una inquietud en conocer si en otros países el sistema educativo es similar que el de Venezuela, aparentemente sí, hace poco leí un artículo de Finlandia, el país más y mejor educado, dan mucha importancia a la calidad del profesor, pero en gran parte, la calidad de una persona viene del hogar, por muy buen profesor que sea, siempre la calidad viene del hogar.

En fin, los sistemas educativos deberían adaptarse a las nuevas tendencias, a lo moderno, a lo que se requiere en la actualidad, descubrir los talentos de las personas desde que son niños, ubicarlos en un buen camino de vida. De mi parte y sugerencia al gremio educativo, una de las cosas más beneficiosas que pudieran incluir en cualquier contenido formal de estudio es la base de la lógica y el algoritmo, simplemente estudiar las formas y mejores prácticas para solucionar un problema, partiendo del análisis, las premisas, hipótesis, variables, entre otras características importantes que incluye un algoritmo, el algoritmo se usa a diario y quizás ni nos percatamos de eso.

Educación adoctrinada

Aunque parezca mentira, recientemente soñé que caminaba por una avenida de mi ciudad, de repente vi en la acera contraria una señora caminando y detrás venía un muchacho, con un bolso koala que la asustaba intimidándola como si fuese a robarla, sólo fue una intención para asustar y siguió, no le hizo nada.

Detrás de mi, venían dos muchachos, con sus bolsos de escuela, recuerdo que eran los bolsos que entregaba un gobierno anterior al actual, los que traían en sus bolsillos una ME que significaban “Ministerio de Educación“, ambos estudiantes venían con sus respectivos machetes, venían de clases y acababan de ver clases de como usar el machete, igualmente comenzaron a intimidar a quienes pasaban por su lado.

Este sueño me causa curiosidad, poco a poco muchos ciudadanos reciben armas sin problemas, pero no reciben la educación pertinente para tener en cuenta que con armas no vamos a desarrollar el país, no vamos a surgir, no vamos a crear la sociedad que necesitamos y queremos, al final sólo pienso: ¿realmente qué queremos?.

Creo que los ciudadanos y los militares deben hacer paréntesis en todo lo que ha estado pasando en estos años, meditar si realmente hemos progresado, se han resuelto algunos problemas, lo único que estoy percibiendo es que mucha gente ha tenido que cambiar su estilo de vida por causa de la inseguridad que se siembra día a día.

20/10/2010