Posts by felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.

Si no tienes visa no me visitas

Se desató el pensamiento, el pájaro quedó en el nido pero el ser humano está saliendo. Su imaginación despertó una mañana, aclaró su origen, la ruta y el destino; emprendió su camino por aire, agua y tierra. Desafió el clima, sol y tempestad. Desafió a la misma naturaleza pero a través de esta logró ganar.

Inclinó la balanza hacia el lado más positivo de la existencia sin medir consecuencias. Ahora el lado negativo está vertiendo todo encima del causante. El viaje empieza hacerse turbio y desconcertante. La imaginación se va apagando y el paradigma de la libertad en un rincón se está quedando.

El ser humano está perdiendo su naturaleza, la que le hizo soñar, salir, desafiar y volar. Se está echando encima todo su propio ego, su vanidad, sus ganas de ser libre encerrado en libertad. Suena paradójico, cuasireligioso, porque ahora no tiene vela ni santo a quien rezar.

Se divisa del mar una brisa, a lo lejos un panorama un lugar más allá, pero no incites a la vista, si no tienes visa no me visitas.

Advertisements

Oportunidades para valorar

¿Hasta dónde pensaste llegar?

Particularmente no he pensado hasta dónde llegar pero muchas circunstancias durante este caminar me han permitido llegar a muchos sitios, unos no tan interesantes otros demasiado interesantes, pero cada uno con su peculiaridad. Cada lugar tiene su encanto. Aunque quizás no me refiero a lugares físicos sino a metas alcanzadas, en estas también se hallan personas que de alguna manera me han dejado un cúmulo de información y aprendizaje.

El llegar no significa terminar, sino una transición de nuevos conocimientos amalgamados a los que ya traía con la intención de seguir caminando de una mejor manera.

Mientras más herramientas acumulamos más oportunidades tenemos para arreglar cosas, trabajar problemas, reconocer fallas, canalizar ideas. Más oportunidades tenemos para valorar.

Brilla, no dejes de brillar

Irradia esa energía que llevas dentro, no dejes de brillar, siempre brilla. Ese valor intrínseco, esa hoguera en ti, ese calor llegará a donde deba llegar y alguien en algún momento lo recibirá. Recuerda, las estrellas que vemos en el firmamento quizás han dejado de existir y aún las vemos brillando.

Aunque hayas recorrido tu vida a su final, esa luz que habrás emitido de tu ser seguirá llegando a muchas personas. Si las personas que están más cerca de ti reciben esa luz ten la seguridad que inmediatamente verás cambios positivos en tu vida. La distancia es una variable que incide en qué tan rápido se producen los cambios en ti y en otras personas vinculadas a ti.

Pero sigue brillando, la naturaleza no se equivoca y tu vida no es en vano, es el camino que debes recorrer, mientras más brilles más iluminarás ese camino y si alguien quiere seguirte, irá muy bien guiado de esa luz.

Brilla, no dejes de brillar.

El aprendizaje

Todo en la vida es aprendizaje, a veces unas lecciones son más fuertes que otras, a veces unos rasgos de desasosiego son más perturbadores que otros, pero lo importante es sacar el mejor provecho de la situación, aunque en el momento aparente ser frustrante y una calle sin salida.

Un día vivido es un día menos de vida, similar al hueco, mientras más sacas material más grande se hace, mientras más experiencias más grande se hace la vida. Sacas lo mejor o lo peor de ti, vas saliendo de una situación para entrar en otra, quizás saliendo de una esperanza y entrando en otra.

Es un continuar avanzando hasta que en algún momento nuestro reloj se paralice. Cuando eso suceda, es probable que habremos alcanzado el aprendizaje que debimos adquirir en esta vida terrenal y quizás también no lleguemos a percibir cuál era ese aprendizaje en concreto, eso lo sabremos más allá.

Los nuevos obreros de la industria

Últimamente he visto con cierta preocupación la discriminación por parte de unos sobre el trabajo de otros. Mi observación va enfocada específicamente al área de la informática.

En la actualidad es un área con mucha demanda, tanto de quien requiere el servicio técnico como de quienes desean especializarse en dicha carrera. Esto nos posiciona sobre un terreno de mucha competencia, abaratando los montos de los servicios y una serie de efectos más.

Por mencionar algunos:

  • Un ingeniero recién graduado a veces se somete ganar mucho menos de un sueldo básico por adquirir experiencia.
  • Hay empresas que ponen el monto del sueldo del técnico o ingeniero del área. No hay un tabulador estándar ni se respeta un mínimo aceptable, no hay una regulación al respecto.
  • Se minimiza la especialización a lo que equivale ser plomero o electricista. Sin menospreciar esos oficios. La informática está calando en tantas áreas como: la medicina, la seguridad de la información, entre otras; donde se requiere un mayor índice de entendimiento de múltiples tecnologías que confluyen en un mismo punto.
  • Debido al incremento de tecnologías y áreas en donde esta incursiona, una empresa no acepta tener un equipo de trabajo sobre la informática y cada miembro con cada especialización dentro de esta, es decir, una empresa prefiere contratar una persona que medianamente cubra un mínimo conocimiento de muchas áreas.
  • Por lo anterior, los ingenieros o técnicos de la rama, prefieren incursionar en lo que más puedan para intentar cubrir las necesidades de una empresa. Solo la experiencia les dará la capacidad óptima o aceptable, pero no en principio.
  • El asalariado que gana muchísimo dinero pero a cambio de su vida social. El valor emocional y personal es importante, también se gana y se pierde.

Así puedo mencionar muchos casos más. Finalmente lo que gana un informático en Europa no es equivalente a lo que gana en América, incluyendo el sector latinoamericano. Y pudiendo conseguirse profesionales bien calificados en ambas zonas geográficas y quizás no percibiendo lo que merecen percibir por el conocimiento y la responsabilidad que sostienen.

Esto está sucediendo a nivel mundial, no es solo Europa o América, también en Asia. Es una carrera que se está convirtiendo en el eslabón más bajo del ámbito laboral, equiparado con los obreros de la era industrial.

Esencia de nuestra existencia

Te levantas de la cama tropiezas con la sábana enredada entre tus pies, caes al suelo, vuelves a levantarte, se te enreda un poco más la sábana, el edredón y la almohada. Lo intentas nuevamente, te desenredas todo eso y te levantas, ahora sí, pies firmes sobre tierra, nada te detiene.

Vas al baño con los ojos entreabiertos y chocas con algunas paredes, la puerta del baño, la cesta para la ropa sucia. Pero aún así continúas dando pasos hasta conseguir la ducha con agua que te limpia, te despierta y de alguna manera purifica cuerpo y alma, te reconforta y estimula seguir caminando en la vida, te dice que todavía faltan rutas, trayectos y destinos.

Una vez más despierta la esperanza, renace la vida, se enciende la llama de la antorcha que llevarás al pebetero donde se quemarán las esencias de tu existencia en esta vida terrenal.

El 100 % de todo

Decir que se conoce el tanto por ciento de algo es incierto en cierto sentido. Por ejemplo, si digo: conozco un 60 % del idioma inglés. Estoy diciendo una falacia. Si no conozco el 100 % del idioma inglés ¿Cómo puedo decir que conozco un 60 % del mismo? Lo aceptable sería decir que domino un tanto por ciento de lo que he estudiado del idioma.

Así muchas veces hacemos comentarios sobre todo en el conocimiento de alguna materia o tema, y lo cierto es que nunca llegamos a conocer el tanto por ciento de algo sin siquiera saber hasta dónde podemos conocerlo. Pienso que lo que sí podemos medir en porcentaje son los avances sobre proyectos finitos, las unidades de medida, ciclos o factores que tienen un inicio y un fin conocidos, previamente estudiados.

Pero no es un tema para preocuparse. El conocimiento no tiene fin, no debemos preocuparnos por el saber el 100 % de todo, porque lo cierto es que nadie sabe cuánto conocimiento hay por descubrir en el mundo y más allá del cielo. Todos los días aprendemos algo, conocemos nuevas maneras de vivir y de vernos a nosotros mismos.

Lo importante es saber asimilar lo que aprendemos, de qué mejor manera lo usamos y compartirlo.