El amparo tan anhelado

¿Dónde entra la razón? ¿Cuándo te la dan? ¿Cuándo la pierdes? ¿Cuándo te la quitan? ¿En qué momento no se aprovecha como es debido?

La competencia y el ego son enemigos directo de la razón, en momentos de incertidumbre se cuestiona todo, no se perdonan los análisis ni la lógica de un razonamiento, se despistan los objetivos, mientras más incertidumbre más desorganización, y viceversa ¿Quién se come a quien?

Una vez aprendí que para obtener la solución de un problema muy complejo, se debe salir del entorno y desde afuera, trazar la línea que unirá todos los puntos dando paso a la solución del problema. Son muchos los jugadores de ajedrez que desde afuera consiguen ganar la partida, mientras que los competidores, han viciado sus ideas buscando y revisando todas sus opciones.

En la actualidad, en este mundo tan complejo, no sabemos si la solución de un problema interno vendrá de afuera e introducirá el amparo justo para acabar con la desorganización y la incertidumbre. Hoy todos tienen problemas internos y creo que inicia en la raíz de los sentimientos, de la cultura, de la persona.

Pareciera que estamos perdiendo la fibra del amor. Algunos me dicen que no se puede recuperar o salvar dicha fibra de amor, pero yo confío en que sí, tengo fe en eso, sí se puede cambiar la fibra del amor, la que desde adentro no salvará de todos nuestros males y como un milagro inesperado, desde afuera vendrá el amparo tan anhelado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s