Árboles torcidos

Debo reconocer que a veces me siento agotado cuando por alguna razón veo que las cosas no caminan como deberían caminar, pero en este mundo torcido, de vidas torcidas, de eventos con el eje al revés y sin sentido alguno, pareciera que no vale la pena remediar en ello. Muchos dirán que sí se puede y son reparables muchos de los daños, pero cuando ves que en tu entorno se producen actos desleales y de injuria, vaya que se cierra mucho más el canal de la esperanza de un buen porvenir.

Waking up by Félix Urbina on 500px.com

Y sé que no soy perfecto en razones de conductas, porque también mi condición humana me ha llevado a cometer errores a la hora de convivir. Pero también, pienso que por la misma conciencia y la evaluación de mis actos en un día, a diario, cuando en las noches medito acerca de lo que hice mal y lo que dejé de hacer, puedo reparar en mis actos, que probablemente producirán cambios significativos en los actos de quienes me rodean.

Uno de los más preciados regalos que tiene el ser humano, es esa capacidad de reflexión y de reconocimiento, para llevar a un cambio positivo todos esos errores cometidos, cambiar, seguir cambiado, mejorar, seguir mejorando. Dejando atrás esos malos hechos que nos desprestigian de algún modo, pero eso solo se logra ubicándonos en esa reflexión interna de nosotros mismos, es como enderezar poco a poco las ramas de un árbol torcido.

02/04/2016

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Humano. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s