Molestas

Cuando te pones a pedir molestas, cuando no haces tu trabajo molestas, cuando eres una carga para la sociedad molestas, cuando no haces caso a lo que te ordenan molestas, siempre que te enfermas molestas, cuando reclamas tus derechos molestas, cuando no pagas tus deudas molestas, molestas al respirar, molestas cuando hablas con sentido, molestas cuando lloras, molestas cuando te atraviesas en el camino.

Así vivimos la vida de molestias en molestias, molestando a los demás y siendo molestado por los demás, incluso si no haces nada, si permaneces callado y observando, también molestas a algunos. Hoy vivimos muy sumergidos entre la banalidad de lo que supuestamente determina la felicidad, pero esas cosas que nos hacen molestar, son las que precisamente hemos olvidado y son ese compartir, abrazar, escuchar a la gente, tender la mano amiga.

Muchos viven de sus molestias porque se acostumbraron a vivir así, molestos, incluso molestos porque se molestan, pero qué podemos decir, somos pólvora esparcida en un mundo lleno de fuego a nuestro alrededor, y cualquier viento que acerque ese fuego hasta nosotros, pudiera encendernos y como buena pólvora, empezaríamos a quemar todo nuestro entorno. ¿Qué nos está pasando?

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Humano, Vida. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s