¿Amen o Amén?

Hace poco, el juego de palabras de una niña me hizo reflexionar mucho acerca de la palabra Amén al final de una oración, sobre todo cuando se hace la señal de la cruz que reza: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. Que ciertamente, como venía jugando la niña, pudiéramos cambiar ese Amén por un Amen y creo que sería un tanto más incisivo.

INRI by Félix Urbina on 500px.com

La sociedad ha llegado a un punto en el que confunde muchas cosas, muchas teorías, premisas, hipótesis, en fin; ha confundido hasta la forma de amar, y es pues que de tantas confusiones es probable que uno se equivoque plenamente en actividades tan sencillas como el de dar la mano, abrazar, sonreír, no sé. Pero esa palabra dicha de manera imperativa Amen, la estamos necesitando mucho y más que nunca, en el buen sentido de la palabra.

Es probable que esté equivocado en todo esto, pero la teoría que conozco de amar, es básicamente entregarse por completo, ofrecer incondicionalmente nuestro espíritu, nuestro cuerpo a algo o alguien, amar es algo que quizás va más allá de comprensiones, porque a veces el amor se presenta de forma abstracta sin que nos demos cuenta, pero que de manera instintiva lo practicamos.

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Humano. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s