¿Y el proyecto?

En la actualidad escucho mucho decir: “soy chavista“, o decir: “soy bolivariano“, o: “soy opositor“; muy pocas veces escucho decir: “soy venezolano“, y quienes lo dicen, completan la frase con los calificativos anteriores.

En fin, tanto se ha dado la revolución que poco a poco ha ido destrozando lo poco que quedaba admirable en Venezuela, la gente quiere seguir haciendo colas debajo del sol para conseguir productos a bajos costos, o a “precio justo“, el pueblo quiere seguir pensando que se merece lo que le dan, que el gobierno ha dado lo que ningún otro gobierno había dado, claro, armas de fuego para el pueblo.

Así las cosas, me causa tristeza todo lo que está sucediendo en mi país, es una reacción en cadena a parte de las cadenas hechas por el “presidente”, lo que se supone que es un país, se ha convertido en un terreno del mandatario, donde sólo se realiza el proyecto Chavez, donde sólo está por delante él, luego él, después su familia y si cabe en su “corazón”, Venezuela.

La gente sigue idolatrando a un simple empleado de la república, un empleado que se ha llenado los bolsillos y la apariencia de querer a Venezuela, con una demagogia que incita violencia, porque el venezolano estuvo resentido desde muchos años, él supo como llegarle a la gente más necesitada, esa gente que todavía sigue estando necesitada, y pasan los años, todo sigue de mal a peor, poco a poco siendo esclavos de un único monopolio, monopolio gobierno, donde censan al ciudadano en deportes, artes, casas, registro militar, donde quieren controlarte hasta en el trabajo con teorías denominadas: control obrero.

Es así como los sindicatos, jefes, gerentes, obreros, trabajadores todos; desvirtúan su principal objetivo en el trabajo, pasan de ser parte de la empresa a ser parte del destructor pasivo de dicha empresa, no hay que mentir, las empresas básicas del estado venezolano, están a punto de entrar en un sistema de colapso, un círculo vicioso donde no habrá salida más que empeñar los recursos.

Y es que con las gestiones que tiene “el comandante”, estoy seguro que no llegaremos lejos como país, he ahí la principal razón de la fuga de talentos, he ahí los colapsos en el sistema eléctrico, he ahí los negocios de regalía para los otros países y ¿para nosotros qué?. Venezuela sigue esperando a ese mesías, y cuanto más lo espera, más lo digo, los mesías nacen y se desarrollan sin necesidad de ser gobernantes.

La materia gobierno es un campo tan sucio, que ni el más honesto puede salir puro.

07/07/2011

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Venezuela. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s