El permiso de cruzar

He escrito muchas cosas acerca de la vida, las cosas que nos rodean, la naturaleza, el comportamiento humano; no soy experto en nada de lo que escribo, mas sin embargo, es simplemente una concepción de lo que veo, o lo que analizo de alguna manera, es un punto de vista y trato de ser lo más objetivo posible, intento no perturbar el agua tranquila, muchas personas les gusta eso, perturbar el agua tranquila, hacer gris lo que ya tiene un color definido, colocar unos en contra de otros, a mucha gente le encanta dar de qué hablar, generalmente dan temas terribles para hablar, porque lo terrible siempre se vende más, llama la atención y es comercial, es lo que puede entender el lenguaje universal del dinero.

Ahora, acabando de ver una película cómica antes de dormir –es recomendado para dormir bien– leo las noticias y veo un hombre que toda su vida fue hombre, pero ahora es mujer, pertenecía a uno de los escuadrones élite de los Estados Unidos de Norte América, cruzó la línea y decidió ser lo que siente por dentro que es.

Por otro lado leo una noticia de un hombre que cruzó el mar que divide la costa cubana de la costa norteamericana, éste señor músico, tuvo que pasar un año haciendo trámites para lograr un permiso para cruzar dicho mar, un permiso para poder pasar de un lado a otro, cuando la realidad de los cubanos es que sin permiso han cruzado ese mar, el único permiso que les motiva cruzarlo es el sueño de la libertad.

La libertad viene dentro del gen humano, libertad de tomar un camino, de elegir, de decidir, discernir, de ser lo que se quiere ser así como lo hizo el hombre soldado que ahora es mujer, así como lo han hecho cientos de cubanos para salir de su estado inerte en el que viven en su país.

Son insólitos e innumerables los cuentos que existen acerca de las solicitudes de permiso, venimos a éste mundo sin saber, sin siquiera pensar que en progresivas cuentas de edades se nos concederán permisos, para aquello, esto, lo otro, aun así, existen acciones que no requieren papeleos ni permisos, simplemente invades el país que quieras tomar y listo, cruzas la frontera que quieres cruzar y listo, tomas la vida de quien quieras tomar y listo, así de simple, sin permiso ni papeleos, el ser humano se deteriora así mismo, fallamos en darnos cuenta y no hacer nada, estamos pecando por omisión, cuando decidamos hacer algo, posiblemente será muy tarde para el permiso de arreglar.

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Humano, Vida. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s