Sigo sin entender

Pareciera que ya el tema de tomar el poder en Venezuela no es cuestión de querer hacer las cosas, sino de ridiculizar más al venezolano ante el mundo, la cuestión de honor se ha perdido y estamos en un debate que pareciera estar lejos de una solución, quienes ahora gobiernan, tienen una grabación idealista que empobrece la dignidad del venezolano, pero quienes les siguen, mantienen firme su fe a ese ideal.

Quienes están en contra del gobierno, tienen otra manera de querer hacer las cosas, están conformados por ciertos grupos que en el pasado estuvieron a cargo del gobierno venezolano pero que en cierta forma no dejaron nada bueno en materia de objetividad por las tristes consecuencias que hoy vivimos.

Lo cierto es que hay nuevos grupos y nuevas caras que quizás sí están en capacidad y tienen la honestidad de querer hacerlo bien, aún no se les ha dado la oportunidad y lo más probablemente por el mensaje idealista del gobierno, el cual no les deja ver más allá de los sentimientos.

Hace poco escuché: “no es hora de las emociones, es hora del razonamiento“; vaya que me pesó esa frase, porque estamos cayendo en un debate emocional y más que ayudar a solucionar los problemas internos, está creando más problemas.

Por otro lado, con la demagogia, falta de planificación y acciones improvisadas, militares gritando consignas políticas, entidades evidentemente partidistas; nacen venezolanos culpando a otros venezolanos de ser actores intelectuales de sabotajes e insurrección, eso discrimina una buena parte del pueblo venezolano, porque se está metiendo en un gran pote a todas esas personas que quieren un cambio y que quizás, ni siquiera tienen la intención de hacer daño a cualquier institución del estado, pero que están en contra de cómo se están administrando los bienes de todos.

La historia nos recuerda algo que sucedió en 2002, pero que seguramente ni gobierno ni oposición, quieren que vuelva a suceder. Desde mi punto de vista, es hora de entrar en razón y comenzar a recuperar gran parte de la economía, recuperar las empresas que están por el suelo, es la pura verdad, ninguna empresa actualmente no está en capacidad de sostenerse, la mayoría de los venezolanos estamos sostenidos por la base del petróleo pero no es de fiar un negocio así por mucho tiempo.

Otra buena parte del pueblo está sostenida por el comercio y el comercio ilegal, entre otras cosas que desconozco. Aun así, es hora de fijar una posición diferente, porque si mantenemos el esquema de quién está mandando y quién no debería mandar, perderemos el país, recuperarlo nos llevará muchos años.

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Venezuela. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s