El aporte

Uno pasa por el camino de la vida dejando huellas, brincando obstáculos, superando etapas, pasando el testigo, tomando un testigo nuevo; uno pasa por la vida, recibiendo aprendizajes, viendo carteles y anuncios que nos advierten algo, señales; uno pasa sobre caminos áridos, verdes, mojados, rocosos, suaves; en fin, uno pasa y siempre se vincula con muchos compañeros de vida, compañeros de camino, personas que igualmente van dejando así como uno, su respectiva huella y tomando el testigo que le corresponde tomar, para dejarlo a quien corresponde tomarlo. Al final de todo, pasamos, no nos quedamos en ésta vida por siempre.

Lo que hagamos durante dicho camino es lo que vamos a dejar, sea para bien o sea para mal, ese producto quedará en éste mundo, si bien uno comete errores, uno debe mejorar para no volver a cometerlos, es una ley, ley de vida, porque siempre los errores son esos argumentos que tenemos para continuar caminando y aprender cómo reconocer una próxima señal, un desvío, una advertencia; luego de que se interioriza el aprendizaje, es poco probable volver a cometer un mismo error, ésa es la manera en que logramos seguir caminando y logramos dar los menos tropiezos posibles, vaya que quien más se tropieza, más aprende, pero quien más se levanta y continúa, tiene la certeza de que avanzará en el camino, tomando en cuenta que no volverá a repetir un mismo trecho, sea para bien o sea para mal.

La magnitud con que se mide la vida es el tiempo, éste camino de vida no se mide en kilómetros o metros, sólo se mide en tiempo, pero el tiempo así como la vida anda y no se detiene, crea una nueva línea siempre hacia adelante, no vuelve marcha atrás, pero sí podemos medirlo hacia atrás por sus consecuencias en el presente; su curso va en paralelo a nuestro andar, el tiempo va marcando sus pasos a medida que va andando, nuestra vida también lo hace, no sabemos qué se nos presentará adelante porque vamos haciendo un camino nuevo cada vez que caminamos, vamos extendiendo nuevos tiempos, pero a su vez, vamos pronosticando los hechos de quienes vienen detrás en su tiempo, las señales.

Pues bien, es bueno el aporte que cada quien pueda hacer en ésta golpeada sociedad, no sólo en Venezuela, sino también en cualquier parte del mundo, porque el tiempo no esperará por ti, él seguirá dando sus pasos y tú decidirás si quieres seguir avanzando o quedarte sentado mirando sólo a quienes andan y van marcando caminos por sí solos, porque tenemos la obligación de dejar una enseñanza, pero sobre todo, una enseñanza para bien, es así que cada vínculo tenido con cualquier compañero de camino, ha de ser un enseñar y aprender, un caminar tomados de las manos, y si alguien no considera tus propuestas, tus aportes, porque otro alguien, a quien jamás han conocido en persona como a ti, sólo déjalo vaciar sus pasos en lo que quiera caminar, así sea en círculos, ovalados, rectángulos, cuadrados, pentágonos; esas figuras siempre tienden a regresar a su punto de origen y nunca logran ramificar nuevos caudales de proyectos, ideas, humanidad, caminos.

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Humano, Vida. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s