Semáforos

En la vida pasa que cuando comenzamos andar un camino, muchos de los reguladores y controladores del tráfico son los semáforos, de vez en cuando encontraremos todos los semáforos en verde, otras veces en rojo, otras veces en amarillo y otras veces sin luz.

Espero siempre tener todas las luces encendidas, independientemente cual sea el color de turno, porque cada luz me hará saber el momento indicado para continuar, para detenerme o para simplemente tener precaución. El caso más complicado se presenta cuando consigo la vía con muchos semáforos y todos sin luces, el tránsito se vuelve un caos, muchos intentan cruzar una vía donde se crea una mayor probabilidad de accidente, esto por el simple hecho de que ninguno quiere ceder el paso al otro, a veces tenemos la idea de que es nuestro turno.

Cuando un semáforo no tiene luz, es cuando más cuidadoso debo ser, porque no sé quienes están a mi alrededor intentando pasar cuando pienso que mi turno es ahora, lo más sensato es detenerme un momento, mirar a mi alrededor y aprovechar el momento oportuno y continuar, sin perjudicarme ni perjudicar a alguien más.

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Vida. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s