Súper Héroe

Hoy llegué a casa de una fuerte jornada de trabajo, comenzando el día con un rescate de una ardilla, estuvo a punto de ser atrapada por un perro callejero, también visité la casa de ancianos que está en mi ciudad, les llevé la ropa que recolecto mensualmente, es usada pero está en buen estado, ellos la necesitan.

Pasé un rato por donde una amiga que trágicamente quedó inválida de un accidente de tránsito, ya ella superó lo peor, pero siempre es bueno el afecto moral y humano, se sintió muy agradecida y contenta de sentir ese apoyo.

Llamé a mi mamá, que vive lejos, en mi país natal, ahora tiene una gata que le hace compañía, viven ellas dos juntas en casa, la extraño mucho. En el almuerzo invité a un amigo que vive en una plaza cerca de mi residencia, cuando lo encontré ya tenía un buen cargamento de latas de aluminio para venderlas a la empresa recicladora, me pareció que hizo un buen día, es sábado, los viernes la ciudad se desata con unas buenas ingestas de bebidas.

En la tarde pasé por donde un señor que tiene una heladería, la ha tenido toda su vida, me ha comentado que está un tanto ya viejito y está cansado, pero a parte de sus empleados, le ayudo en la venta, al menos unas 3 horas le dedico cada vez que puedo, siempre y cuando me pague con un gran helado de chocolate, mi favorito.

Entrando la noche, decidí pasear un buen rato por la plaza, para despejar un poco mi mente, estando ahí comenzaba un grupo de música típica de la ciudad, me encanta la música, posiblemente el único espectador, casi todos ni notaban la presencia del grupo, al terminar la primera pieza, aplaudir aplaudir aplaudir, casi nadie ni notaba aún la presencia del grupo, al terminar agradecieron mis aplausos, quizás el único que aplaudió con euforia.

Luego camino a casa, había un accidente de tránsito, me acerqué ayudar, pues la mayoría que se acercan son más bien interesados de lo ajeno, afortunadamente mantengo en memoria los primeros auxilios de cursos que había tenido tiempos atrás, las personas implicadas en el accidente estaban en buen estado, quizás aturdidas por el impacto, pero bien.

Así pasó el día, y reflexiono en mi pequeña habitación el día vivido, siento la satisfacción de ser útil, honrado, ser humano, de ser quizás alguien ordinario para los demás, para los desconocidos, pero para los que me conocen y sienten mi apoyo de hacer algo pequeño, algo insignificante, ser su súper héroe.

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Humano. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s