Tiempo

Cuando llegó la tarde recordé un momento especial, solo con ver el sol ocultando su brillo recordé buenas canciones las cuales me hacían recordar otras emociones vividas, llevé el pensamiento aún más allá y seguí caminando a través de sus senderos para ver qué más podía recordar, y poco a poco fui viendo cada rostro que me ha visto que me ha conocido, solo pensé ¡qué bien todos reunidos, todos ahí en un momento en un instante!.

Pero como el pensamiento es largo tanto como cada minuto que pasamos en la vida, seguí caminando para ver qué más podía recordar, no solo me conformé con recordar sino con sentir a cada uno de ellos conmigo caminando junto a mi, sentí que mientras más caminábamos más veíamos personas conocidas, era increíble era así como lo digo porque no encuentro otra forma de describirlo.

Dentro del pensamiento pensé, solo están los que viven en mi ciudad ¿por qué no atrevernos a volar y llegar hasta donde están los que por “x” circunstancia no se encuentran aquí?, faltan ellos todavía e invité a todos a volar.

Cruzamos kilómetros de tierra y en el aire divisamos a otros tantos que los que iban conmigo conocían y que también terminé conociendo, fue entonces donde el cielo se cubrió de una multitud de personas que en mi vida había visto, llegamos al destino propuesto, sin embargo faltaban los que por “x” circunstancia no estaban en mi país y nos atrevimos a navegar cruzar el mar y el océano hasta a otro continente atracar, fue donde nos dimos cuenta que habían personas que mis compañeros de viaje se encontraron y que conocían y al final también conocí.

Solo una voz me desvió del camino del pensamiento que llevaba en curso, era la voz de mi conciencia, entendí que se trataba de un pensamiento y no de la realidad, y solo con una palabra me despertó, “tiempo”.

El tiempo define, describe, transciende, marca una era, envejece, madura, experimenta, saluda, despide, despierta, duerme, lo mueve todo, lo hace todo, lo quita todo, él da la sabiduría, es la honestidad perdida.

Es simple pero complejo, complejo para los que por “x” circunstancia no lo supieron aprovechar, el tiempo nos guía a un destino incierto pero que podemos controlar, los amigos ahí están, de vez en cuando sin ver pero sabemos que con solicitarlos ellos vendrán, tiempo no nos dejes atrás, divídenos por causas nobles y no por la maldad, vuelve a unirnos por causas festivas y no por la última despedida hacia la eternidad.

12/12/2004

Advertisements

About felixurbina

Humano con todos los defectos y virtudes que vienen de fábrica.
This entry was posted in Humano, Vida. Bookmark the permalink.

2 Responses to Tiempo

  1. leydi says:

    Oh!… El tiempo, es aquello que sin darnos cuenta nos vigila, nos acompaña; justo desde el momento en que la primera chispa de vida brota de nuestro ser…

    Nuestro querido amigo El Tiempo, el que no nos abandona. El que a veces nos roba montones de sonrisas, y otros nos arranca millones de lagrimas.

    Tan invisible, pero tan poderoso. La mejor de las curas para los pesares del alma y el corazón!..

    Me encanta tu blog, y la manera en que describes las cosas… Estaré pasando por aquí…

    Saludos!

  2. Pingback: Los amigos ahí están | Hilos y huellas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s